jueves, 1 de mayo de 2014

La narrativa visual

La narrativa visual se basa en la capacidad de la imagen de contar historias, a través de un discurso visual que  remite a la existencia de un mundo, al cual revela parcialmente, desde el punto de vista de determinada interpretación. La narrativa visual tiene una larga historia, desde las cavernas primitivas, pasando por los muros ceremoniales y las paredes adornadas de la Antigüedad hasta la interacción fundacional con el texto, iniciada en el antiguo Egipto y desarrollada en los manuscritos religiosos de la Edad Media y los cuadernos de viajeros, para llegar a libros impresos de todo tipo – libros científicos, técnicos, literarios, enciclopédicos, de divulgación-y al concepto actual de una arquitectura infográfica de la información.
La colaboración texto – imagen es compleja y variada, en su creación, planteamiento y recepción interpretativa. Comenzando por la creación: puede comenzar por la construcción visual, por la construcción textual o por la generación conjunta de los dos factores estructural-procesuales. Por ejemplo, el comic puede comenzar por la imagen, luego interviene el texto para complementar la imagen; el álbum ilustrado comienza por el texto, que será “ilustrado” con la imagen; la infografía se construye como interacción texto – imagen, desde el inicio, tomando como eje un mapa conceptual.
Los tres casos de creación pueden articularse también en un desarrollo mixto, en la novela gráfica o en un libro enciclopédico visual.
En cuanto al planteamiento, estamos hablando de la situación de lectura que se ofrece al observador, el cual verá una composición mixta, ordenada según determinado principio de diseño de la página (es decir del espacio en el cual se produce la interacción texto – imagen) que tiene directa consecuencia en la lectura interpretativa. Puede ser una composición geométrica, que da un ritmo regular a la lectura, insistiendo en la secuencias de las acciones, con variación en cuanto a las dimensiones de los encuadres, para resaltar la importancia del momento representado; puede ser una composición orgánica, irregular, que apoye la idea de la confusión de los registros, estados o acciones; puede ser una composición de redes estructuradas de manera argumentativa, etc. Lo importante es que la composición en página aporta información y contribuye activamente en la producción de sentido.
Si nos ubicamos en un ángulo creativo, el planteamiento propone  una elección de elementos (verbales, icónicos, plásticos) que pasan a combinarse de cierta forma, para crear una representación, es decir una imagen que remite a una realidad que podemos identificar y comprender, a la vez que desarrolla una significación, es decir una situación de lectura interpretativa que nos permite experimentar un sentido determinado.
Finalmente, en lo que se refiere a la lectura interpretativa, ésta tiene que ver con la memoria y el ejercicio referencial del observador, ya que se construye a mitad camino entre el texto-imagen  como objeto de sentido y la misma identidad del observador, con su capacidad de reconocimiento, interpretación, procesos de asociación y argumentación, hábitos de lectura, historia de lectura, etc.    
De hecho, la valoración tanto del texto como de la imagen, así como de la interacción texto – imagen se inscribe necesariamente en su contextualización en las redes de signos en las cuales la memoria del receptor puede ubicarlo. Pueden relacionarse con una experiencia vivencial o cultural, compararse con otros productos culturales con los cuales presenta alguna similitud, temática, de lenguaje, de autoría, de visón del mundo, de género o tratamiento.
Por otro lado, la imagen requiere de una imaginación interpretante y a la vez la fomenta: lo que se incorpora y lo que se actualiza desarrollan una dinámica productiva en la memoria, teniendo como resultado el reconocimiento de informaciones y la generación de conocimientos, expresados a través de ideas o presencias mentales, que se apoyan en signos de menor o mayor complejidad.
Las interacciones texto - imagen
El texto y la imagen entablan relaciones diferentes en el espacio objetual del libro, según el principio compositivo que asigna modalidades particulares a la información y expresión en la construcción de un discurso comunicativo, que lleva al conocimiento del observador una información a la vez que plantea la semántica del universo representado y significado. 
La dinámica de  las interacciones texto – imagen en la narrativa visual  se centra en la generación de un discurso diseñado estratégicamente para la representación y significación de un concepto desarrollado en una narrativa con personajes, acciones, locaciones.  El discurso es la expresión de un proyecto comunicativo y se apoya en la construcción de inferencias, desde las estructuras referenciales del texto y de la imagen, para sustentar la producción de efectos de sentido. Las inferencias derivan de la lectura de los elementos que diseñan la  argumentación  discursiva, contenidos en la interacción - imagen y vinculados a la memoria cultural.
La imagen y su vínculo con la memoria cultural
El carácter de discurso de la imagen requiere de una realización que se inserte en el imaginario colectivo para poder constituirse y funcionar como acto comunicativo, sustentado en una intención y un proyecto. Para ello, la imagen se genera como construcción estratégica, contextualizada y dialógica, actualizando referentes y desarrollando opciones de selección / combinación de elementos y estructuras, a la vez que apela a estéticas y valores.
En la apropiación de signos culturales, con su propia trayectoria de significación, para la producción de la imagen, se producen  transformaciones  de mayor o menor proporción en lo referente a la significación. La imagen recicla los signos de la memoria cultural. El reciclaje  conserva constantes e introduce diferencias.
Por otro lado, puede mostrar enfáticamente su intertextualidad,  estableciendo una red explícita de referencias con otras imágenes, con intercambio de valores simbólicos.  Las intertextualidades  enriquecen la construcción se sentido con referentes que traen su propia representación / significación, incluyendo un diálogo con la(s) otra(s) imágenes y a través de ella(s) con otra(s) cultura(s).
La intertextualidad funciona como: apropiación; producción de sentido; funcionamiento nuclear  de redes de sentido; recurso de interactividad que motiva y fundamenta la interpretación del observador.  
La dimensión referencial se combina con la dimensión del lenguaje visual como sistema modelizador: el tratamiento del espacio,  contenido y representado, sobre todo en lo que a sus valores simbólicos se refiere; los planos de la imagen; la relación entre los signos y con el marco;  la composición en lo que se refiere a asociación, distribución, proporciones y   ritmo.
En la narrativa visual que hace interactuar texto e imagen, se crea y se expone una intertextualidad dialógica propia de la interacción, que invita al observador a una permanente comparación no sólo de las formas y contenidos de los dos factores en interacción sino de la relación generativa de sentido que nace de ella. 
La lectura de la imagen en la interacción texto - imagen
La situación de lectura - tanto del texto como de la imagen - en el acto de recepción se genera a partir de los indicadores de la selección / combinación de elementos que, a su vez son  la concretización de la generación de sentido. En la situación de lectura de un discurso que emerge de la interacción texto-imagen interactúan signos verbales, icónicos y plásticos, para llegar a una integración coherente y cohesiva. Ante ellos, el receptor procede a realizar operaciones de identificación, interpretación, contextualización, valoración.
La identificación de signos y la interpretación de las asociaciones sígnicas ( significante- significado-referente; la ubicación de los signos en el espacio;  las relaciones entre signos ) componen un diseño de  morfosintaxis cuyo rol es la estructuración de los signos en un sistema o constelación que produce efectos de sentido.
La situación de lectura  confronta al observador de la imagen con esta  morfosintaxis de la imagen, que corresponde a la selección / combinación de signos; a la vez lo confronta con su   semántica, que se genera a partir de  la relación de los signos con las realidades referidas; y con una  pragmática, es decir con el proyecto responsable de la realización de los efectos  en el observador. En este programa de representación y significación, un rol importante lo juega la red isotópica que se establece entre el texto y la imagen que interactúan, es decir los elementos que pertenecen a la misma red de sentido, instalados tanto en el texto como en la imagen.
La lectura de la imagen se inicia entonces con la lectura de la composición: los planos y secuencias de planos; el montaje, que conlleva al desarrollo del proyecto de generación de sentido. Se trata de una realización sintáctica tanto discursiva como expresiva, apoyada por la red isotópica del texto- imagen.
La composición del plano de la imagen se actualiza expresivamente a través del lenguaje visual: el enfoque, el  distanciamiento, la apertura del plano, el tratamiento de la luz que definen el diseño de espacios se complementa con el uso de la línea, de la forma, del volumen, de la profundidad, del color, que participan en la creación de objetos, seres, paisajes.  El resultado es un plano sintácticamente organizado, con valores semánticos y pragmáticos, que – además – presenta conectores para las redes isotópicas temáticas y semánticas.
La composición del plano integra por ende no sólo a los personajes, seres, objetos, naturaleza sino también el ordenamiento de los mismos en el espacio y su interacción. Hay diferencias en los efectos obtenidos por una composición basada en  diagonales de una composición en la cual los elementos se organizan en curvas, en un movimiento de envolvimiento. Se crean así  universos diferentes, activo uno, en plana acción y expansión,  propenso a cerrarse el otro, para proteger o encerrar.
Por otro lado, la valoración de los referentes nos conduce  a la interpretación semántica: significados, representación, significación, contextualización.
Finalmente, no interesa evaluar los efectos de sentidos y efectos de recepción en una  pragmática de los efectos perceptivos, cognitivos, emocionales, sociales; asimismo, la  contextualización (histórica, poiética, cultural). Ello nos dará la información necesaria para la  valoración  motivacional, apreciativa, cultural y de aportes al conocimiento.
La organización gramatical de la estructura de la imagen plantea una situación de lectura en la cual colaboran los efectos sensoriales, cognitivos y emocionales para asegurar su comprensión interpretativa.
En el acto,  se evidencia la capacidad humana de exteriorizar su interior. La representación de la imagen  construye, no refleja la información proporcionada por el texto y en la construcción surge un mundo, a través de la de-construcción y re-construcción  del sentido del texto. Se provoca de este modo  el deseo del lector - observador de ingresar y descubrir este mundo que finalmente podrá confrontar con su propio mundo personal. 
Los componentes  narrativos, discursivos y expresivos de  cada imagen se interpretan en relación con el texto, en una significación global que  actualiza los propios referentes de la memoria del observador. Aunque sea difícil separar los elementos participantes en cada generación de sentido, esto puede hacerse a través de una organización gramatical de su estructura – proceso, observando al respecto  paradigmas,  códigos y discursos, signos, para luego deducir u observar  los efectos o lo que en líneas generales se llamaría la pragmática de la imagen.
La pragmática es el terreno de los efectos de sentido que el discurso que resulta de la interacción texto – imagen  plantea, en tanto que acción comunicativa con  valores  utópicos, lúdicos, prácticos o críticos. Los valores se definen conceptualmente en la intersección de las ideas y del lenguaje.
La narrativa visual literaria
La narrativa visual literaria puede optar por el álbum ilustrado, para diferentes públicos y edades, que construye una interacción texto – imagen donde el texto el conductor de la narrativa y la imagen abre ventanas connotativas en el universo representado, aportando elementos que representan más allá del relato textual y significan con mayor fuerza que el texto, al hacer participar varios niveles de percepción.
Puede optar también por la novela gráfica, donde el portador de la representación – significación y el cauce del relato es la imagen, que asegura con sus secuencias el desarrollo de las acciones, a la vez que profundiza en el componente connotativo – simbólica de la narrativa. La novela gráfica tiene una narrativa compleja, que define un mundo, con espacios, tiempos, acciones, personajes, con un concepto discursivo y una visión del mundo de tipo cinematográfico. A la complejidad narrativa le corresponde la complejidad plástica, pues la novela gráfica es tratada con un lenguaje plástico estético generador de sensaciones y contenidos.
En otro nivel de complejidad está el comic o la historieta, cuya estructura es equivalente a la del cuento literario y se construye en torno a un personaje o a la interacción entre personajes. El lenguaje del comic es el lenguaje gráfico, con sus diferentes estéticas y estilos.
Un lugar especial en el campo de la narrativa visual  lo ocupa el libro de autor. El libro de autor es la expresión completa del imaginario de su  creador. Es su proyección externa  que ilustra con imágenes y textos,  articulados de manera subjetiva, un recorrido por la memoria del creador.  Estos recorridos son tan variados como personalidades creativas hay. Adoptan formas diferentes, desde una bitácora o un diario hasta  un albúm ilustrado. Sus temas y sus enfoques son diferentes, desde mundos oscuros hasta paisajes infantiles. Pero, a pesar de tanta variedad, tienen algo en común, además de la relación profundamente expresiva entre el libro y su creador: el uso de la ilustración. La ilustración es el recurso fundamental para dar forma al pensamiento y a la emoción, unidos en la voluntad expresiva. Y, como tal, goza de una gran libertad conceptual y formal.
El álbum ilustrado
El álbum ilustrado lleva adelante una historia en la cual colaboran la imagen y el texto, cuyos signos y construcciones de sentido interactúan para crear un espacio dinámico y complejo que se ofrece al lector como un mundo por explorar, donde el mismo lector aporta su interpretación no sólo porque debe de-construir, conceptualizar y re – construir sus sentidos sino porque la imagen y el texto están en permanente diálogo.
 En el álbum ilustrado encontramos una interpretación explícita, enfáticamente personal del artista que funciona como una nueva versión del texto, sobre todo porque en la mayoría de los casos  el texto es anterior al tratamiento visual.
La ilustración acompaña e ilustra una idea, un texto; usa   las posibilidades del lenguaje visual para representar una realidad y de generar un discurso a partir de la ilustración. Trata de representar un concepto, una historia, un argumento y entablar vínculos entre el texto y la imagen, para el desarrollo de un mensaje completo y autosuficiente.  La ilustración, además de movilizar  recursos artísticos, requiere de estrategias de creación y comunicación, lo que la hace uno de los objetos significantes centrales en la producción de sentido.
El estilo del álbum tiene una gran importancia, porque la visión artística aporta una mayor riqueza en la generación de significación. Los efectos de sentido reciben insumos que les permiten desarrollar un mayor impacto perceptivo y emocional, a la vez que lleva los efectos cognitivos al terreno de la estética y el arte, al igual que los efectos sociales. De este modo, el álbum ilustrado se vuelve una obra de arte, interdisciplinaria a la vez que armónicamente integradora.
 El lenguaje visual es el que abre las puertas de la identidad artística del álbum, por el tratamiento plástico de los elementos icónicos y una morfosintaxis realizada en el nivel estético, lo que da el carácter único y complejo a la obra.
Para desarrollar estos temas ver la narrativa visual d del Laboratorio de Investigaciones y Aplicaciones de Semiótica visual PUCP:
http://departamento.pucp.edu.pe/arte/laboratorio-semiotico/
Para profundizar en la problemática del acto creativo, veamos y analicemos el trabajo de ilustración de Santiago Caruso, ilustrador argentino, en SENHORITA CHRISTINA: http://galleries.santiagocaruso.com.ar/illustrated-book.html
Nos interesa también cómo  la personalidad del  ilustrador se refleja en interpretaciones de diferentes libros. Es interesante compararlas , a partir del estudio de su página. Para adelantar dos ejemplos:
Santiago Caruso: EL HORROR DE DUNWICH de  Lovecraft








Santiago Caruso: LA CONDESA SANGRIENTA , de Alejandra Pisarnik









Mihaela Radulescu/28 de abril del 2014

26 comentarios:

  1. En el caso de El Horror de Dunwich considero que el artista se apoya mucho del estilo tétrico y de suspenso con el que Lovecraft narra sus historias, y son todas esas cosas que plasma en sus escritos las que generan en el artista una lluvia de ideas con las cuales puede plasmar de forma gráfica los escritos, y lo logra perfectamente ya que las ilustraciones son muy detalladas, además que capturan la esencia del momento a representar, además que su estilo logra hacer las escenas más dramáticas a diferencia de la novela gráfica que lei en una oportunidad sobre una obra del mismo autor.Haciendo una comparación puedo rescatar que el uso de las sombras , los planos y la composición generan más impacto en el espectador, además de guardar una relación mas profunda con el escrito. (En esta página podrán encontrar una reseña sobre la novela gráfica que leí: http://www.68revoluciones.com/?p=212 ).

    En el caso de la Condesa sangrienta la forma en la que organiza los personajes permite un buen discurso visual, ya que los elementos parece comunicarse entre si y al generar este diálogo permiten que el lector puede identificar los personajes que resaltan más y a su vez le permiten generar su propia interpretación de la imagen.Para finalizar considero que el estilo del artista también es un elemento muy importante, es la forma en el que maneja las sobras, el tratamiento de color y el sentido de la luz lo que ubica al lector en un ambiente como el que el autor del texto menciona en sus relatos.

    ResponderEliminar
  2. Este artista, Santiago Caruso, comparte en todos los libros ilustrados presentados una temática oscura y fantasiosa. Por lo general sus colores son grises con toques fuertes de rojo o el color opaco. Brinda oscuridad al dibujo por medio de líneas, lo cual le da un carácter de grabado y esto nos hace pensar que son dibujos antiguos o de una época o mundo antiguo y misterioso que en algunos casos tiene connotaciones sexuales.
    En cuanto a las ilustraciones para el libro de Lovecraft utiliza en algunas imágenes líneas poco difusas que nos llevan a pensar que lo que está pasando es algo similar a un sueño o probablemente dado el carácter tétrico de la imagen, una pesadilla. También usa elementos del imaginario colectivo para ayudar a crear la visión de un personaje como un ser con corona, cuernos, media cabeza de cabra y leyendo un libro negro. Este personaje nos hace pensar en el diablo o en algún ser malévolo relacionado a él.
    Al hablar de las imágenes condesa sangrienta, la sola portada nos dice mucho. Esta especie de entrada arquitectónica nos lleva a pensar, gracias a su forma, en una mujer desnuda al haber visto la misma pose en alguna imagen durante nuestras vidas y hay sangre saliendo del medio que aparte de relacionarlo con el ciclo menstrual nos lleva a pensar en violencia proporcionada por una mujer.
    Aquí nos muestra escenarios sádicos en donde solo las partes que deberían ser rojas (sangre o músculos) son coloreadas para enfatizarlas
    Daniela Gamarra Sáenz 20121481

    ResponderEliminar
  3. Santiago Caruso me remite a todo lo que es la ilustración gótica y grotesca debido al manejo de los colores (rojo, negro, blanco), su técnica de ilustrar y el gran aporte a los detalles debido a que si agrandamos la imagen podemos ver que no se le escapa nada, cada elemento real o fantasioso está su lugar. Se puede considerar un artista simbolista y surrealista debido a que como ya han dicho ilustraciones son fantasiosas, inquietantes y dedicadas a plasmar horror, suspenso, lo sobrenatural.
    Las ilustraciones de la Señorita Cristina te remontan a la vida que solía tener por ejemplo la aristocracia francesa (los corsés, vestidos grandes, elegancia, grandes sombreros) pero con cierto grado de vampirismo; además, la novela fue escrita por un oriundo de Rumania, lo que podría haber influenciado a Caruso a tomar al conde Drácula como referente.

    En el caso de El horror de Dunwich me remite a la técnica del esfumado para conseguir dramatismo, contornos imprecisos y un aspecto de antigüedad y lejanía.

    En el caso de la Condesa Sangrienta se alcanza un mundo fuera de lo habitual en donde el blanco, negro y rojo son los evocan un mundo atroz, como la mayoría de las ilustraciones evocan a un mundo negro podría decir que está refiriéndose a la noche nos imaginamos monstruos detrás de nuestra cortina, debajo de la cama, tinieblas, miedo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Después de ver el trabajo de Santiago Caruso, como artista e ilustrador, puedo comprender de manera mas clara que la interpretación explícita y enfáticamente personal del artista funciona como una nueva versión del texto. En este caso particular, aun más, ya que el texto es anterior al trabajo visual. Podemos hilar de manera rápida la estética tétrica y fantasiosa de Santiago Caruso. Encontramos una estética sólida y constante, las expresiones exacerbadas, la fantasía, lo oscuro, lo inalcanzable, lo sublime y al mismo tiempo lo misterioso y burdo. Exaltar el horror es su distintivo. Pero claro esta que, aunque con esta misma linea, encuentra una metamorfosis con cada libro que ilustra valiéndose de diferentes conceptos que enriquecen su trabajo:

    La utilización de elementos simbólicos de ciertas épocas trabajan en nuestro inconsciente colectivo permitiéndonos asociar y exacerbar la expresión artística. Por ejemplo, en la ilustración de Señorita Cristina hace constante alusión al derroche aristocrático propio de la aristocracia francesa (vestimenta). Mientras que en la Condesa Sangrienta puedo notar un hincapié por relacionarse con su receptor a través de la utilización de la figura humana, el esqueleto y el cuerpo desnudo nos remite a una fragilidad instantánea. En este sentido comprendemos que: "El estilo del álbum tiene una gran importancia, porque la visión artística aporta una mayor riqueza en la generación de significación."


    Daniela Paz Landa Tami
    20071815

    ResponderEliminar
  6. Los trabajos de Santiago Caruso están ligados a la pintura ya que su proceso es manual en casi su totalidad y la forma en la cual aborda los temas literarios aplicados en los álbumes presentados hace que la percepción de las ilustraciones sean fáciles de asimilar visualmente y conectarlos con el texto descriptivo de la misma.

    Las ilustraciones directamente influenciadas por el surrealismo y simbolismo , complementados con una paleta de colores tanto melancólicos como dolorosos expresados en combinaciones de rojos, negros, ocres ; creando un ambiente de oscuridad , tétrico nos invita a formular una nueva mirada antes y después de relacionarse con el contenido escrito.

    El aporte gráfico que realiza para la obra de A. Pizarnik es generalísimo a nivel de crear un ambiente crudelísimo y oscuro, ejemplo de ello es la portada de la misma, en la cual el trabajo detallado de la técnica tanto en colores como las lineas recrean en el inconsciente colectivo toda figura asociada a lo terrífico , cruel y oscuro como elementos descriptivos de la obra asociando también los conceptos de sadismo y violencia los cuales son repetidos tanto en la obra escrita como en la obra gráfica.

    ResponderEliminar
  7. En los trabajos del artista Santiago Caruso, podemos ver una relación clara que es el uso de una tématica sombría viado hacia lo fantástico, que concuerda con los libros que esta ilustrando. En general, se pueden ubicar los colores en tonalidades de grises, al igual que el negro, y como un toque de color, agrega el rojo, que connota a la muerte y la sangre vinculado con la oscuridad de los grises y las apariencias sombrías que existe en los libros. Existen algunos de sus libros que tienen signos y símbolos que connotan a otros significados, como si fuera un mensaje subliminal.

    En las ilustraciones del libro de Lovecraft, se puede ver un gran contraste entre negro y blanco, simbolizando la oscuridad y la luz contrapuestas. Tienen tonalidades intermedias para marcar la volumetría, y posee un amarillo medio cremoso como única fuente de color no acromático para resaltar ciertas partes de sus ilustraciones, dándole un nivel de importancia diferente y que impacte a la visión. El simbolismo marca con su trazo y claroscuro, señalando a un mundo más fantasioso y miserioso que uno no quiere descubrir pero que esta ahí.

    Para las ilustraciones de La Condesa Sangrienta, se nota que usó un recurso de simbolismo claro para la portada: una imagen sugestiva del cuerpo de la mujer, que en la figura se ve como si fuera un castillo, marcado con la puerta que sangra que es una obvia alusión al ciclo menstrual de una mujer, aludiendo a la violencia. Esto se nota en el resto de ilustraciones, donde el contraste del rojo con el claroscuro genera un efecto completamente diferente que en el de Lovecraft: se ve una representación más violenta y de miedo.

    ResponderEliminar
  8. El estilo Santiago Caruso ejemplifica el tipo de ilustración que complementa perfectamente una relato o narración. Como se explica la imagen y el texto van de la mano y este tipo de gráfica particularmente permite que el lector recree efectivamente lo que el autor quiere proyectar con la historia. Encamina perfectamente el imaginario del lector con los detalles que deja, los colores oscuros, grises en su mayoría fuertemente ligado a este tipo de genero y la gráfica antigua genera hábilmente intriga, impacto y emoción.

    Como ejemplo de una buena ilustración que haga volar la imaginación del lector , se encuentra, uno de mis favoritos, Jon Foster, Ilustrador de portadas de libros, ilustrador de comics y escultor. Este artista es uno de los más reconocidos por su trabajo enfocado en ciencia ficción y fantasía. Sus ilustraciones estan llenas de detalle, y contiene un estilo sumamente interesante con el cual interpreta las historias de una manera muy singular y atractiva.
    Estos son los trabajos que ha realizado para libros y editoriales:
    http://www.behance.net/gallery/4362303/Books
    http://www.behance.net/gallery/1947773/Editorial

    Estos son las ilustraciones de Comics:
    http://www.behance.net/gallery/1226551/Comics

    Andrea Iris Del Risco
    20095247

    ResponderEliminar
  9. En las ilustraciones del libro S E N H O R I T A C H R I S T I N A, podemos ver que las ilustraciones tienden a un carácter oscuro, tenebroso con un toque de fantástico, gracias a los colores que utiliza, gama de grises, sombrío, que denotan los colores de una cadáver, negro, por el sentido de terror, oscuridad y muerte, y rojo, el color de la sangre, y las imágenes que dibuja, seres en cuartos oscuros, con telarañas, cadáveres, donde el único color entre todas las imágenes monocromas es el rojo.
    En el libro de HP Lovecraft, se observa claramente el carácter fantástico tenebroso en sus ilustraciones, crea un mundo nuevo, de nuevo, se observa solamente el uso de gama de grises, esta se percibe más el fondo negro, para darle una mayor sensación de penumbra y lo oculto, en este caso el único color diferente de la gama de grises es el amarillo, utilizado para las luces visibles, antorchas, fuego, le da un carácter misterioso, de ritual prohibido.
    En la Condesa Sangrienta, podemos ver otra vez el color rojo, esta vez con más notoriedad, es el color predominante. Es evidente el carácter de horror en estas ilustraciones, ya que después de todo, el libro obliga a tener estos tipos de imágenes. El color rojo alude a la violencia, lo sangriento, la crueldad de la condesa, una percepción muy distinta que el libro de Lovecraft o Senhorita Cristina.

    ResponderEliminar
  10. Los dibujos de Santiago Caruso me dan algunas sensaciones como el miedo porque se observa que hay personajes protagónicos que estan de espaldas, también siento que algunas de sus ilustraciones muestran desolación y por el hecho de que el rojo sea intenso en los musculos y la sangre me connota a algo de violencia. Como se ve, estos recursos hacen que las ilustraciones tengan algo siniestro por que son oscuras, grotescas, macabras, es impactante por que muestra escenas explicitas sobre un acto grotesco, no obstante el ilustrador posee una gran tecnica ya que en los detalles se puede apreciar las lineas bien definidas, pareciese por esta característica que fuesen ilustraciones antiguas.
    En el caso de senhorita Cristina se ve la referencia de la familia vampiresca por los ambientes en penumbra, las escenas grotescas con sangre, este ambiente antiguo donde se usan velas como fuente de luz, y la ropa que traen los personajes que denotan un rango de sociedad alta en los tiempos antiguos.

    En las ilustraciones de el horror de Dunwich, algunas imagenes tienen una tendencia mas surrealista ya que pareciera como si te remitiera a alguna pesadilla de algun personaje, estas ilustraciones parecen remontar tiempos antiguos con la misma temática de penumbra, se puede observar que en algunas ilustraciones va mas alla de lo que solo muestran en la imagen.

    Como se puede observar en Condesa Sangrienta se ve una clara fantasia grotesca pero que a la vez connota en algunas imagenes el ciclo mentrual de la mujer como se puede observar en el porton de donde sale sangre y otra imagen donde esta la cara de una mujer amarga sobre la cama junto señor sentado que parece un sacerdote, lo interesante de el autor es que en una imagen de tanta penumbra pueda destacar el color rojo tan fuerte que nos llama ni bien lo observamos.

    ResponderEliminar
  11. Los trabajos del ilustrador Santiago Caruso cuenta con un estilo marcado, de detalles y a simple vista con una temática sombría. Se aprecia, en la mayoría de trabajos, personajes siniestros ubicados en una atmósfera oscura. Como se ve sus ilustración son manuales dejando apreciar los detalles de trazo, muchos se asemejan a la pintura. Los colores, como se aprecia en EL HORROR DE DUNWICH y LA CONDESA SANGRIENTA, son fríos y uso de poca cantidad de estos, lo que dan como sensación melancolía, tenebrosidad, dolor y misterio.

    En Horror de Dunwich, las ilustraciones de Caruso son vitales, ya que logran recrear y transmitir adecuadamente la historia de terror contada. Ya que este relato de terror se complementa muy bien con las ilustraciones de Santiago Caruso, las que son perturbadoras, envolviendo mucho más al lector.

    ResponderEliminar
  12. Las obras de Santiago Caruso en definitiva muestran una personalidad muy expresiva. El autor logra representar en los ejemplos mostrados mundos perturbados e imaginarios con una calidad escalofriante. En el primer caso de la ilustración de EL HORROR DE DUNWICH de Lovecraft, Caruso transmite al lector una visión de un mundo oscuro y extraño. Con composiciones en escalas de grises con el uso de acentos de color para llamar la atención construye un imaginario que parece ser de pesadilla. Presenta monstros extraños en sus ilustraciones con líneas poco definidas y oscuras sin definirlos por completo. Esta técnica le permite al lector observas las ilustraciones e interpretarlas a su manera con sus propias referencias visuales y temores profundos. Así y en referencia al texto de Lovecraft, la imagen planteada por el ilustrador mantiene coherencia y dan más espacio a quien lo interpreta para imaginar y de-construir personalmente la historia.
    En el segundo caso de LA CONDESA SANGRIENTA, de Alejandra Pisarnik el ilustrador es más objetivo. Define de manera más clara el universo de la historia a través del trazo y los elementos definidos, pero mantiene esa temática oscura de su obra anterior. La técnica del uso de escala de grises y los colores se mantiene; y se explota para el uso de tonos rojizos que se relacionan directamente con la sangre y la carne abierta. Se puede notar también una apariencia vampírica de los personajes por los rostros pálidos, vestimentas elegantes y de época acompañadas de la presencia de mucha sangre. Todos estos elementos unidos al uso de una ilustración y un trazo muy detallado nos entregan un relato oscuro y masoquista que transmite mucho horror y suspenso.

    ResponderEliminar
  13. Santiago Caruso es un ilustrador que tiene una temática muy particular, la cual tiene un clara influencia de Dali y Dorè. sus elementos son terroríficos hasta cierto punto grotescos y fantasiosos, tiene varios referentes de la historia por ahí veo que se repite los dibujos de anatomía antiguos en la serie La condesa sangrienta, parece que le gusta las historias oscuras y utiliza todo tipo de trazos que ayudan a reforzar ese ambiente oscuro, por ejemplo el trazo y el color que utiliza va acorde con su temática y lo que quiere expresar, a parte de sus composiciones son típicas de los grabados antiguos que tienen una forma muy particular de describir historias, el lo hace igual, describe historias poniendo atención en los escenarios y en cada detalle de personajes tanto secundarios como principales.
    Los signos también son importantes dentro de sus ilustraciones, cada elemento como la sangre, el gesto, la textura y los diferentes objetos que muestra en sus ilustraciones apuntan hacia una dirección que el artista compone magistralmente, el resultado historias cargadas de mucho misterio y personalidad propia a parte de una excelente narración visual.

    ResponderEliminar
  14. En la ilustración de Santiago Caruso, podemos notar su interés hacia una temática oscura, fantasiosa y sombría. Esto lo vemos a través de la dualidad de grises y rojos que usa. En mayoría usa una variedad de grises con toques de rojo que sirven para resaltar elementos o personajes en sus ilustraciones. Llega a la oscuridad en sus ilustraciones por medio de líneas las cuales expresan un carácter de antiguo y de alguna técnica de grabado.
    En Lovecraft, Caruso usa líneas indefinidas que nos demuestra que lo que está ocurriendo en las imágenes es parecido a un sueño o pesadilla por su carácter oscuro y lúgubre. Por otro lado Caruso utiliza elementos del imaginario colectivo para ayudar a interpretar la idea de un personaje, como el personaje antropomorfo con características de cabra con cuernos usando una corona. Al ver un personaje así, lo relacionamos inmediatamente con elementos dramáticos y tenebrosos.
    En las ilustraciones de La Condes Sangrienta, Caruso juega con la composición para crear un discurso visual, donde el lector puede reconocer que personaje tiene mas importancia. Otro elemento que resalta es el uso del rojo, al parecer Caruso lo usa para representar sangre o agresividad.

    ResponderEliminar
  15. En el primer caso creo que el autor toma referencia el estilo de terror y de suspenso con el que Lovecraft cuenta sus obras, son todas esas cosas que va generando en el artista diversas ideas graficando lo que lee logrando detallismo en sus ilustraciones, además que capturan la esencia de la acción, su estilo logra recrear el dramatismo.

    En la condesa sangrienta la forma en la que organiza los personajes permitiendo que tengan un propio lenguaje, parecen tener un dialogo entre si. El estilo del artista, su manejo de sombras, el color y la atmósfera de luz es muy importante para la relación entre el cuento y las imágenes.

    ResponderEliminar
  16. La obra de Santiago Caruso tiene un estilo oscuro, fantástico y macabro que caracteriza sus obras, formas humanas que deformadas en ciertas secciones generan sensaciones terroríficas que cambian la forma de ver del ser humano. Los colores que el utiliza son grises, opacos, negro, blanco y el rojo como color principal para resaltar algunas escenas, y ciertas partes de la imagen.
    Una técnica totalmente detallada, con gran manejo de detalle, cada parte de la composición tiene información, que complementa la historia. De por si estas imágenes no necesitan texto ya que el tratamiento es a gran detalle y la expresión de los personajes terminan de contar que está pasando en cada imagen. En Miss Christina, el artista representa a los personajes como si estuvieran en una época victoriana, con vestidos pomposos, corsés, peinados elaborados como rizos marcados, sombreros, guantes, etc. Personajes de alta sociedad al parecer, de anatomía alargada, y piel totalmente pálida casi como cadáveres.
    Caruso crea un ambiente de oscuridad, melancolía, y representa personajes de una familia, como los hijos, los padres, osea adultos y niños. Algunas personas podrían considerar chocantes o grotescas las imágenes, como la de una niña en el final de la escalera en el sótano, sosteniendo un cuerpo abierto.
    En la Condesa Sangrienta se mantiene el tema de la muerte, representada con sangre, huesos, y piel despegándose del cuerpo así como el uso de colores totalmente apagados, como el negro y sus combinaciones a diferente nivel con el blanco y una vez más el rojo resaltando partes importantes y generando sensaciones perturbadoras.
    Aparecen nuevos elementos como los gatos negros, una metamorfosis entre un reptil, un humano y un ave alada, una fiera al parecer salida del infierno, cuervos y bestias humanoides que danzan con mujeres, que poco a poco son despejadas de su piel, flores rojas, etc.

    Considero que podría representar la historia de una mujer que se convierte en una bestia, por lo cual necesita consumir sangre y esto podría ser porque envejece y necesita absorber la juventud de otras mujeres y esto porque una de las imágenes me lleva a pensar que es el ciclo menstrual de la mujeres ya que en el piso están marcados los ciclos de la Luna y ella esta adelante sobre un eclipse lunar, con tijeras en las manos y un velo y corona, siendo siempre ella la reina y atrás de ellas sus sirvientes tomando la juventud de otras mujeres para ella.

    En otra imagen hay una mujer sumergida en lo que parece sangre y al parecer el personaje esta rejuveneciendo, en este caso floreciendo, recuperando la vida. En la parte donde se encuentra el útero, en el bajo vientre tiene una especie de boca que va tomando la sangre así recuperando la juventud perdida. La menstruación en la mujer siempre va a ser símbolo de fertilidad y por tanto de juventud.

    AM. 20101203

    ResponderEliminar
  17. La ilustración de Santiago Caruso, mantiene un carácter fantástico,tenebroso,y por sobre todo dramático, ello se halla reforzado por la estética pictórica, su manejo de la luz y los colores que destaca. Grises y rojos, colores asociados en la memoria colectiva a el misterio, terror y sangre.
    El orden que impone en sus tonalidades buscan el usar los tonos rojos para resaltar personajes y situaciones .
    Ademas de el carácter pictórico, su técnica en el dibujo destaca por la linea que maneja parecía al grabado la cual inmediatamente nos lleva a pensar en ilustraciones de tiempos pasados en que esta técnica era el soporte principal para la ilustración.
    Para las ilustraciones de el libro de Lovecraft, el artista usa el carácter difuso de la linea con intención de lograr un aspecto surreal, imaginario, de un sueño. Además cabe resaltar el simbolismo que imprime en los personajes al basarse en objetos que el imaginario colectivo relaciona con seres endemoniados y rituales tenebrosos (cuernos, seres antropomorfos y animales como el chivo).

    En La Condesa Sangrienta de Pizarnik, Caruso crea escenarios y composiciones que nos llevan a una lectura mas allá de lo obvio, resultado de el juego que logra con los elementos y colores en representación de el cuerpo femenino durante el ciclo menstrual del cual el titulo podría o no referirse.
    El color rojo que imprime en estas imágenes es ademas quien servirá de guía para la lectura visual de estas, encargándose de enfatizar la importancia de ciertos personajes y elementos en cada recuadro.

    Elena Arévalo Salazar- 20084601

    ResponderEliminar
  18. Las ilustraciones de Santiago Caruso presentan trazo texturado y se compone de elementos tétricos y macabros, incluso en algunos casos también contiene elementos sexuales (p.e Condesa Sangrienta). El mensaje esta asentuado con un constante contraste entre tonos grises y oscuros frente a los tonos blancos y rojos, estos ultimos en su mayoria referencian a una fuente de luz y a la sangre respectivamente.
    Los simbolos que Caruso hace uso, son innumerables. En el caso de "Senhorita Christina", Caruso ilustra a Christina como una mujer aparentemente refinada (por el corset, el abanico y vestidos) y a la vez sexual. En una ilustracion, claramente resalta el caracter sexual y manipulador del personaje al dibujar un hombre, desnudo sobre las manos de Christina totalmente desnudo, como si fuese un cigarro. En otra ilustracion (un grupo de gente sentada alrededor de una mesa almorzando) gracias al uso de los simbolos como la telaranha, se puede relacionar la imagen con la idea de manipulacion. Es muy probable que el sentido tetrico o de horror que el libro transmite se asentue gracias a las ilustraciones de Caruso las cuales son muy sugestivas lo cual deja espacio a la interpretacion por parte del lector aportando mayor riqueza al significado transmitido a traves de las letras.


    En los libros de "El horror de Dunwich" y "La condesa sangrienta" las ilustraciones de Caruso, asi como en otros casos, son muy detallistas con el trazo texturado. Tambien, contienen elementos tetricos, por ejemplo en la portada del libro "El horror de Dunwich" hace referencia a la muerte (craneo, arboles secos y sin hojas); sexuales, como en la portada de "la Condesa Sangrienta" que obviamente hace referencia al cuerpo de una mujer cuyo organo sexual es una doncella de hierro (instrumento de tortura que basicamente es un "ataud" de hierro con clavos); y macabros, presencia de cadaveres y elementos relacionados a torturas y sacrifios. Pero Caruso no solo plasma sus pensamientos o ideas sobre lo tetrico y macrabo tan solo con simples dibujos sugestivos, sino que tambien es muy importante la composicion de las imagenes asi como tecnica de dibujo de las mismas. En términos generales se puede decir que Caruso entiende el significado incial de lo que se desea transmisitir y lo extiende a tal punto que el lector pueda abstraerse y analizar mas a fondo los simbolos gráficos como literales.


    Milagros Torres M

    ResponderEliminar
  19. En ambas ilustraciones podemos notar que el estilo de Caruso es bastante marcado, tanto en el estilo de su dibujo y en el tratamiento de la línea como en la paleta de color que ha utilizado el artista para estos trabajos. En primer lugar, en Miss Christina, se puede notar este ambiente gótico que nos ubica en un ambiente oscuro y tétrico lleno de simbolismos que quizas pueda remitirnos a la muerteen un espacio victoriano. En segundo lugar, en El Horror de Dunwich nos ubicamos en un espacio quizás más mágico y delusorio, muchísimo más curioso ya que de por sí esta obra trata temás igual de ficticios pero con otro enfoque. En tercer lugar, en La Condesa Sangrienta se nota a la mujer como un objeto de deseo (sobre todo por lo que podemos observar en la segunda ilustración) así como un ser peligroso.

    ResponderEliminar
  20. Los trabajos de ilustración realizados por Santiago Caruso, tiene un estilo particular en el cual el siempre logra llegar a una atmósfera perturbadora por las técnicas que usa y sus colores, trabaja principalmente con una especie de claroscuro en penumbra y usando un poco de color rojo para remarcar zonas que desee eh intensificar la escena que propone, además sus ilustraciones son fantasiosas, puesto que se ven seres con mal formaciones o humanoides.
    En El Horror de Dunwich de Lovecraft, Carusa nos logra transmitir una atmosfera tenebrosa fiel a su estilo usando una técnica de claroscuro y siendo minucioso con los detalles de una forma en que parece que no fuera necesario el texto por los símbolos y lo que expresa su ilustración por si sola, expresando de una forma adecuado lo que el texto y la ilustración pueden generar.
    Por otro la de La condesa Sangrienta de Alejandra Pisarnik, Caruso trabajo el ambiente los detalles de una forma distinta usa el color rojo para acentuar y que ayude a la composición de sus ilustraciones, detalla y crea texturas, también acompañada por una gran carga simbólica para que se pueda vincular de una mejor forma con la historia que trabaja.

    ResponderEliminar
  21. En el proceso de convertir el texto a un leguaje gráfico, el ilustrador Santiago Caruso enfatiza el lado tétrico y macabro mediante su tratamiento plástico que es bien expresivo. En el juego del blanco, negro y rojo en el caso de La Condesa Sangrienta a la par de los simbolismos e imágenes que usa sirven para reforzar el aura tenebrosa y de violencia que envuelve a las obra y genera en el espectador una respuesta ante aquella grafica tan chocante que al ir acorde al escrito permite captar nuevas sensaciones.
    El trabajo de las composiciones es tal que junto con el detalle que da al uso de los materiales crea una obra bastante inversiva que impacta al espectador por su carácter sombrío apoyado por simbolismos de origen religioso de la memoria colectiva que podrían ser considerados tabú. Tal es el caso de El Horror de Dunwich en el cual esa sensación que causa lo prohibido genera intriga y fascinación.
    José Maesaka
    20121559

    ResponderEliminar
  22. La sensibilidad a través de la ilustración de Santiago Caruso, a diferencia de otras, esta busca conmovernos a través de su estética un tanto tétrica mezclada con algo de ilusión y fantasía. Estas características son notablemente apreciables en La Conde des Sangrienta donde a través de su línea y variado trazo genera una atmósfera de terror, acompañado de los colores que le otorga a su dibujos como por ejemplo los rojos y negros desaturados o el blanco prepotente, ayudan a los ojos del espectador asimilar el mensaje con el que Caruso busca llegar a su audiencia . Asimismo, el carácter que le da a cada uno de sus personajes genera que nosotros inmediatamente lo que él nos quiere trasmitir, por lo general relacionado a historias oscuras y temas fantasiosos. Cabe mencionar que Caruso no pierde de vista a ningún personaje, todos son importantes dentro de su repertorio y es esta característica la que muchas veces permite que imaginemos a cada personaje en todo su esplendor. Creo que estas son piezas claves para lograr a través de sus dibujos llegar a transmitir su estética: la fuerza del trazo, los colores entre otros, definitivamente nos habla de algo pesado, fuerte, de las que a simple vista podemos asumir esto, pero que es un sentimiento que se reafirme al aproximarnos a su obra.

    Claudia Rodriguez Martinez
    20113123

    ResponderEliminar
  23. La narrativa visual, como es mencionada anteriormente, tiene la capacidad de contar historias tan sólo con imágenes. Crea una realidad que nos evoca diversos sentidos, dependiendo de lo que el autor quiere expresar. Si bien en el trabajo de Santiago Caruso no vemos texto, basta sólo con imágenes para comprender de qué se trata la historia y el mundo que nos presenta.

    El trabajo de ilustración de Santiago Caruso nos muestra un mundo tétrico y sombrío. Los primero que podemos observar es la tonalidad de colores que es escasa, ya que el color que más resalta es el rojo. Lo demás está compuesto por un claroscuro que da volumen a los objetos de una manera dramática. Elementos como la tela de araña y la lámpara colgando (conocida también bajo el nombre de araña) connotan la idea de que algo ha sido olvidado y dejado por bastante tiempo. En una de las imágenes, éstas telas de araña se entrelazan con personajes sentados en un comedor. Generalmente esta situación se da en familia, donde hay bastante dinámica e interacción de entre los personajes. Sin embargo, en esta imagen de Caruso todo se muestra como si fuesen cadáveres estáticos, como si el tiempo hubiese pasado o se hubiese detenido.

    Tanto en la Senhorita Christina como en El Horror de Dunwich, hay mucha presencia de cadáveres, cuerpos expuestos y sangre. Resalta el color rojo que ascentúa el efecto dramático y tétrico. La personalidad del autor podría interpretarse como perturbada, sádica y quizás transtornada por las imágenes perturbadoras que evoca. Sin embargo, puede suceder lo que sucede con David Lynch, que según él, no ha tenido ni un trastorno ni trauma con la familia, sin embargo, sus obras giran en torno a éstas problemáticas y resultan perturbadoras. Las imágenes nos hacen interpretar al autor como tal, pero quizás su personalidad no está estrictamente ligado a lo que expresa mediante su arte.

    Rebeca Morimoto
    20110446

    ResponderEliminar
  24. Santiago Caruso, a diferencia de otros, busca conmovernos gracias a su técnica y su estilo tétrico y algo fantasiosa. esto se puede apreciar mejor en La Conde des Sangrienta en la que gracias al tratado, a la técnica, al correcto uso de los colores y sus contrastes, llega a hacer que los que la observen entiendan el mensaje. Para Caruso todos sus personajes son importantes lo que logra que imaginemos a cada personaje en todo su gloria.
    Siendo así su trazo, los colores y la técnica utilizada, partes esenciales en su discurso visual.

    ResponderEliminar
  25. Hola, gracias por tu escrito, me està ayudando mucho con un proyecto de investigaciòn sobre alegorías. Tendrás alguna lectura que me puedas recomendar? Gracias

    ResponderEliminar